Top 10 visitantes

Visitantes recientes

Playlist

viernes, 5 de marzo de 2010

DISCURSO DE LEYENDA



Desde la noche que sobre mí se cierne,
negra como su insondable abismo,
agradezco a los dioses si existen,
por mi alma invicta.

Caído en las garras de la circunstancia,
nadie me vio llorar ni pestañear.
Bajo los golpes del destino,
mi cabeza ensangrentada sigue erguida.

Más allá de este lugar de lágrimas e ira
yacen los horrores de la sombra,
pero la amenaza de los años,
me encuentra, y me encontrará, sin miedo.

No importa cuán estrecho sea el camino,
cuán cargada de castigo la sentencia.
Soy el amo de mi destino;
soy el capitán de mi alma.

Invictus



8 comentarios:

  1. Eso está bien ser tu dueño y señor.

    un saludito

    ResponderEliminar
  2. Muy apropiado... que no nos tiemblen las piernas por muy cuesta arriba que sea el camino; Lo leeré cada vez que el miedo pretenda paralizarme.
    ¿Sabes quién soy? xD

    ResponderEliminar
  3. Yo, gracias por el coment, un saludo para ti tambien

    Anonimo....Nuria??? xDDD

    ResponderEliminar
  4. Me gustan mucho estas palabra. 'Soy el amo de mi destino', por supuesto que sí!

    Me quedo por aquí, te sigo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta esa firmeza. Yo también quiero ser dueña de mi destino y firme en los pasos que dé día a día.
    Besos y susurros muy cálidos

    ResponderEliminar
  6. el destino no deja de ser un recuerdo que al fin y al cabo es lo único q nos pertenece...

    ResponderEliminar
  7. Perfecto final...solo hay q encontrar un destino a seguir, y yo no lo tengo tan claro!!!ainssss.

    Saluditos de la chica en la busca.

    PD:t encontre en el blog d Yo, asi q x aqui m pasaré...;)

    ResponderEliminar
  8. Invictus... SIEMPRE! Ni le falta ni le sobra nada... AL DENTE COMO LA PASTA!

    Un saludo

    ResponderEliminar